Acerca de Cuatro Ciénegas

[fusion_builder_container hundred_percent=”no” hundred_percent_height=”no” hundred_percent_height_scroll=”no” hundred_percent_height_center_content=”yes” equal_height_columns=”no” menu_anchor=”acerca” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” class=”” id=”” background_color=”” background_image=”” background_position=”center center” background_repeat=”no-repeat” fade=”no” background_parallax=”none” enable_mobile=”no” parallax_speed=”0.3″ video_mp4=”” video_webm=”” video_ogv=”” video_url=”” video_aspect_ratio=”16:9″ video_loop=”yes” video_mute=”yes” video_preview_image=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” margin_top=”” margin_bottom=”” padding_top=”” padding_right=”” padding_bottom=”” padding_left=””][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ layout=”1_1″ spacing=”” center_content=”no” link=”” target=”_self” min_height=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” class=”” id=”” background_color=”” background_image=”” background_position=”left top” background_repeat=”no-repeat” hover_type=”none” border_size=”0″ border_color=”” border_style=”solid” border_position=”all” padding_top=”” padding_right=”” padding_bottom=”” padding_left=”” dimension_margin=”” animation_type=”” animation_direction=”left” animation_speed=”0.3″ animation_offset=”” last=”no”][fusion_separator style_type=”single solid” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” class=”” id=”” sep_color=”#000000″ top_margin=”” bottom_margin=”30px” border_size=”3″ icon=”” icon_circle=”” icon_circle_color=”” width=”150px” alignment=”center” /][fusion_title margin_top=”” margin_bottom=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” class=”” id=”” size=”1″ content_align=”center” style_type=”none” sep_color=””]

ACERCA DE CUATRO CIÉNEGAS

[/fusion_title][/fusion_builder_column][fusion_builder_column type=”1_3″ layout=”1_3″ spacing=”” center_content=”no” link=”” target=”_self” min_height=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” class=”” id=”” background_color=”” background_image=”” background_position=”left top” background_repeat=”no-repeat” hover_type=”none” border_size=”0″ border_color=”” border_style=”solid” border_position=”all” padding_top=”” padding_right=”” padding_bottom=”” padding_left=”” dimension_margin=”” animation_type=”” animation_direction=”left” animation_speed=”0.3″ animation_offset=”” last=”no”][fusion_imageframe image_id=”964″ style_type=”none” stylecolor=”” hover_type=”none” bordersize=”” bordercolor=”” borderradius=”” align=”none” lightbox=”no” gallery_id=”” lightbox_image=”” alt=”” link=”” linktarget=”_self” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” class=”” id=”” animation_type=”” animation_direction=”left” animation_speed=”0.3″ animation_offset=””]http://documentalcuatrocienegas.com/wp-content/uploads/2018/03/documental-web4.jpg[/fusion_imageframe][/fusion_builder_column][fusion_builder_column type=”2_3″ layout=”2_3″ spacing=”” center_content=”no” link=”” target=”_self” min_height=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” class=”” id=”” background_color=”” background_image=”” background_position=”left top” background_repeat=”no-repeat” hover_type=”none” border_size=”0″ border_color=”” border_style=”solid” border_position=”all” animation_type=”” animation_direction=”left” animation_speed=”0.3″ animation_offset=”” last=”no”][fusion_text]

 Es un documental realizado en Cuatro Ciénegas, Coahuila, ubicado dentro de los márgenes del desierto Chihuahuense, donde se han documentado los esfuerzos de un grupo de investigadores encabezados por la bióloga de la UNAM, Valeria Souza, a quien el destino llevó ahí hace 15 años.

Ellos llegaron a Cuatro Ciénegas invitados por la NASA a participar en un proyecto dirigido al estudio de bacterias. En las pozas de este desierto la doctora Souza y su esposo, el científico Luis Eguiarte, descubrieron criaturas púrpuras ancestrales que datan del periodo arqueano, hace unos tres mil 800 millones de años, antes de que surgiera la fotosíntesis verde que libera el oxígeno.

Ambos investigadores se dieron cuenta que en ese lugar habitaban las criaturas que cambiaron el mundo para siempre. Desde entonces, han dedicado su vida a la investigación de este ecosistema paradigmático.

Bajo ese descubrimiento, Valeria Souza se enamoró, pero pronto descubrió que los ranchos alfalferos, con su extracción intensiva de agua lo habían devastado. La bióloga, entonces se ha dedicado a desentrañar los misterios científicos de Cuatro Ciénegas y también a generar conciencia para su protección.

A través de la educación, la ciencia y el arte, han trabajado con ejidatarios, y con las nuevas generaciones de estudiantes del bachillerato de la región para que reconozcan y protejan el lugar donde les tocó nacer.

Los habitantes adultos de Cuatro Ciénegas han creído toda su vida que el agua es un recurso inagotable, es su manera de ver la vida. Ellos piensan que primero están las necesidades humanas antes que la preservación del ecosistema. Y ante esto, argumentan ataques directos contra su forma de subsistencia, basada en cultivos que requieren de mucha agua en medio de una zona desértica.

El valle de Cuatro Ciénegas ha sobrevivido millones de años, ha sido espectador de cinco extinciones masivas y varias eras glaciales, no obstante sus pozas han conservado los secretos del origen de la vida en el planeta, entre estos las ancestrales bacterias llamadas estromatolitos.

La delicadeza y fragilidad de un ecosistema único proveniente del agua tiene, paradójicamente, como adversario el uso excesivo de este liquido extraído para la siembra de alfalfa. Agroindustriales y ejidatarios, han provocado que en los últimos 40 años los humedales se sequen en un 90%. La extraordinaria biodiversidad del lugar está al borde de la extinción.

El documental Cuatro Ciénegas es una historia de la lucha entre la supervivencia ecológica y la depredación humana. En esta historia, vemos los esfuerzos por la sustentabilidad que realizan científicos, agricultores, empresarios, jóvenes y niños, pero también la intolerancia de un sector agricultor que se ciega ante sus intereses personales.

Nuestros personajes buscan generar nuevos modelos de producción para ayudar a cuidar el agua fósil y la vida que habita en las pozas de este nicho ecológico. Las nuevas generaciones aprenden con la ciencia y el arte los caminos para conocer y así preservar este ecosistema hasta ahora todavía misterioso.

Al final del documental, se registró el trabajo educativo de niños y jóvenes de Cuatro Ciénegas para que reconozcan, amen y protejan su tierra y las maravillas que ésta les ofrece para las futuras generaciones. A los científicos les tocó descubrir el mar del pasado y a las nuevas generaciones les tocará conservarlo y heredarlo.

Pero mientras se logra este proceso de concientización, el humedal se sigue secando y sus ancestrales especies enfrentan una posible extinción.

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]